Descubrir
  1. Home
  2.  - 
  3. Descubrir
  4.  - 
  5. Historia

HISTORIA DEL CASTILLO MEDIEVAL

La Familia Beauvau

El castillo medieval de Rivau está íntimamente ligado a la ilustre familia de Beauvau. Emparentada con los Condes de Anjou, ésta gozaba, desde el siglo XI, del privilegio de rendir homenaje a su señor de pie, la espada a un lado y sin descubrirse.
En el siglo XIII los Beauvau entraron al servicio de los reyes de Francia emparentando con la familia real en 1454, tras la alianza de Isabeau de Beauvau con Juan II de Borbón. Fueron muchos los grandes señores al servicio del rey que dieron su vida por el reino.

El dominio de Rivau fue aportado como dote por Anne de Fontenay tras su boda, en 1438, con Pierre de Beauvau, primer chambelán de Carlos VII, de quien obtuvo, en 1442, la autorización de construir su propio palacio, convirtiéndolo así en uno de los más importantes del Valle del Loira. En 1453, éste muere en la Batalla de Castillon, al final de la Guerra de los Cien Años, y su descendiente, Francois de Beauvau, capitán de Francisco I, construye en 1510, en el patio de servicio, las cuadras monumentales para el aprovisionamiento de monturas a la corona. Pereció en la Batalla de Romagne, junto a Bayard, el 30 de abril de 1524.

beauvau au chateau du rivau

El gabinete del Señor de Beauvau.

Juana de Arco y Rabelais

El Castillo de Rivau, fortaleza convertida en residencia durante el Renacimiento, fue uno de los dominios más importantes de la región de Turena. Rabelais lo cita en su obra cuando Gargantúa se lo ofrece al capitán Tolmère como recompensa por sus victorias en las Guerras Picrocolinas. Durante el Gran Siglo, el castillo queda a salvo de las destrucciones de Richelieu gracias al matrimonio de su hermana Françoise con Jean de Beauvau, Señor de Rivau.
Al ser nombrados Príncipes de Lorena, los Beauvau abandonan Turena pero el Rivau permanecerá en manos de la familia durante 247 años. En 1429, a finales de la Guerra de los Cien Años, Juana de Arco y sus compañeros de batalla se dirigieron al castillo, ya entonces célebre por sus corceles, con el fin de solicitar monturas para el sitio de Orleans.

jeanne d'arc au chateau du rivau

Juana de Arco

La Época Moderna

A mediados del siglo XVIII, en 1768, el Marqués Michel-Ange de Castellane, Señor de Villandry, adquiere el Rivau, que permanecerá en manos de la familia hasta 1796. A principios del siglo XX, en 1918, el escultor Alphonse de Moncel de Perrin, que había participado en la decoración del Petit Palais, en París, consigue incluirlo en la lista de Monumentos Históricos.


El pintor Pierre-Laurent Brenot reside en el Rivau entre1960 y 1992.

A finales del siglo XX, el castillo recibe un toque de varita mágica : tras 10 años de restauración, el dominio ha recuperado su esplendor de antaño y parece resurgir de un cuento de hadas.

Salones del castillo medieval